Playlist

«…Se cansó de ser buena, ahora es ella quien los usa

Que porque un hombre le pagó mal, ya no se le ve sentimental…

Pero si le ponen la canción le da una depresión tonta…

Pero diste todo este llanto por nada, ahora soy una chica mala…”

Hoy tengo un mensaje muy importante para tu vida: ¡NO LO ESCUCHES TODO!

Las palabras tienen un impacto muy poderoso en nuestras vidas, por ello es importante cuidar el mensaje de cada canción que escuchamos ya que diariamente nos estamos llenando de éstos. Actualmente, por citar algo, el reggaetón se ha convertido en uno de los estilos musicales más populares y seguramente conoces y te gustan algunas canciones de este género, no  podemos negar que el ritmo es contagioso y más cuando parece que “todo el mundo lo escucha” entonces, un día inconscientemente te encuentras tarareando una canción de estas, aunque también es cierto que no ignoras que el contenido de la mayoría de sus letras son mensajes obscenos y denigrantes que no deberías escuchar, cantar y mucho menos traer en la lista de reproducción de tu celular.

La pregunta: ¿Es pecado escuchar música del “mundo”?, es uno de los cuestionamientos más frecuentes entre los chicos de nuestra iglesia y probablemente sea una duda que tú tengas en este mismo instante.

El primer punto que debemos aclarar es: No existen la música “del mundo” ni la “cristiana”. Según la Real Academia Española, música se define como: Melodía, ritmo y armonía, combinados. Por lo que música es música sin importar ritmos y géneros con todas sus variedades y estilos. Entonces ¿puedes escuchar la música que sea? La respuesta la encontramos en la biblia: Algunos de ustedes dicen: «Yo soy libre de hacer lo que quiera.» ¡Claro que sí! Pero no todo lo que uno quiere, conviene; ni todo fortalece la vida cristiana. (1 Corintios 10:23 TLA). Parafraseando al apóstol Pablo la respuesta sería: SÍ PUEDES PERO NO DEBES. Solemos definir la música como cristiana cuando contienen mensajes que edifican e impactan positivamente a nuestras vidas ayudándonos a crecer espiritualmente. Por el contrario, existe muchísima música con mensajes que simplemente no edifican sino que contienen letras que denigran a la mujer o al hombre, nos invitan a ser vengativos y crueles, llenos de malas palabras, de sentimientos de odio y desamor, mensajes declarando que la vida no vale nada e invitándonos a vivir en depresión.

Quiero proponerte un verdadero reto: al terminar de leer este mensaje crea tu propia PLAYLIST haciéndote una pregunta muy sencilla que alguna vez me recomendó mi pastor: ¿Jesús escucharía esta canción?. Si la respuesta es sí, no lo pienses más y agrégala a tu Playlist, sin duda debe estar en tu repertorio de música y si la respuesta es no, entonces desiste de agregarla, protege tus emociones y sentimientos, guarda tu corazón y busca cada día acercarte a Jesús cuidando aún los detalles más pequeños.

Bibliografía

https://www.google.com/search?q=tusa+letra&rlz=1C1NDCM_esMX785MX785&oq=tusa+&aqs=chrome.1.69i57j0l7.2530j0j7&sourceid=chrome&ie=UTF-8

http://lema.rae.es/drae2001/srv/search?id=mrTCGZ1jGDXX2Spz9U29

https://www.biblegateway.com/passage/?search=1+Corintios+10%3A23-26&version=TLA