DIRECTORES

Lic. Efraín Isaac Pérez Pérez y Lic. Ana Delia Galeana Juárez
matrimonios@iglesia7d.org.mx

¿Qué es la Sociedad Nacional de Matrimonios?

La Sociedad Nacional de Matrimonios es una instancia de servicio del Consejo Ejecutivo General, que dirige, anima los esfuerzos, genera recursos y adiestra al Cuerpo de Cristo para que cada iglesia local brinde cuidado y acompañamiento a los matrimonios en sus diferentes etapas y/o ámbitos de vida con el fin de que logren un desarrollo pleno de la pareja en Cristo.

Mensaje de los directores

Nos ha tocado arribar a una época en donde la sociedad pierde a una velocidad increíble los valores de la familia, particularmente los valores del diseño original de matrimonio: heterosexual, monógamo y para toda la vida; la creciente tasa de divorcios invade también los ámbitos eclesiales. Esta es una época en que los valores de la fe cristiana que proclamamos están siendo puestos a prueba, y en el seno de  la Iglesia cristiana se empieza a dudar de ellos.

En virtud de lo anterior necesitamos reforzar las enseñanzas de la Biblia poniendo especial interés en el hecho de que la proclamación sea a partir del ejemplo de quienes tenemos el privilegio de ser los líderes espirituales de la iglesia. 

También se hace cada vez más urgente desarrollar una pastoral compartida. El modelo tradicional de una sola persona atendiendo las necesidades de acompañamiento pastoral a toda una congregación es insuficiente. Desde que en décadas pasadas comprendimos que el ministerio pertenece a todos los creyentes y que el Espíritu Santo equipa a los miembros del cuerpo con los dones necesarios para la edificación de la iglesia, nos ha quedado claro que el cuidado pastoral de nuestros miembros es responsabilidad de todos. A la sociedad local de matrimonios y a sus líderes particularmente les corresponde la pastoral con las parejas en cada congregación.

El cumplimiento de la Misión nos sigue desafiando a atender de manera integral a quienes conforman el cuerpo de Cristo, sin embargo nuestro principal objetivo debe estar fuera de las paredes de nuestros templos; nuestra vida en lo familiar y en lo social, con especial interés y enfoque hacia las personas allá afuera, las cuales tienen una vida sin Dios y sin esperanza.

La iglesia debe servir al necesitado, atender a los enfermos, acompañar a los quebrantados mientras ganamos almas para el Reino. El crecimiento numérico, así como el crecimiento espiritual, también debe estar dentro de los objetivos de las sociedades locales de Matrimonios. Motivaremos a los matrimonios para que se comprometan en compartir la experiencia de llevar una vida guiada por la Palabra y sirvan de inspiración a otros.

DESCARGA EL PLAN DE TRABAJO 2020