UNA IGLESIA PRECIOSA

Demos gracias a Dios porque nos permite pertenecer a esta familia hermosa llamada: Iglesia de Dios (7° día) A.R. sin duda, es una Iglesia preciosa, como muchas veces lo cantamos: «Hay una Iglesia preciosa, esta es la Iglesia de Dios».

En esta Iglesia el Señor nos ha permitido tener una familia, amigos, hermanos en la fe, pero sobre todo hemos encontrado el gozo de la Salvación que es en Cristo Jesús. En esta Iglesia hemos aprendido acerca de las promesas de Dios para nuestras vidas, hemos escuchado su palabra muchas veces, «Palabra fiel y digna de ser recibida», hemos encontrado que nuestro Fundamento Doctrinal es sólidamente Bíblico y Cristo-céntrico, es una Iglesia que busca la verdad y privilegia guardar los mandamientos de Dios.

La Biblia es nuestra única norma de Fe que contiene la voluntad y Palabra de Dios, la Biblia es un tesoro y un testimonio para nosotros, testimonio que ha sido escrito para nuestra enseñanza. Porque todo lo que fue escrito en tiempos pasados, para nuestra enseñanza se escribió a fin de que por medio de la paciencia y el consuelo de las Escrituras tengamos esperanza (Romanos 15:4).

Es una Iglesia bien estructurada con un sistema funcional que continuamente se adecua a las necesidades y demandas de nuestra Asociación Religiosa, los líderes que ocupan los cargos y puestos administrativos son elegidos democráticamente y creemos que Dios es Él que pone a cada uno en el ministerio para el cuál lo quiere usar, pues la Iglesia es de Dios y los líderes, pastores y administradores únicamente somos instrumentos en las manos del Redentor.

Las más de 800 comunidades de Fe, que hay en el país, trabajan desde una misma Visión y Misión, nuestra Iglesia cuenta con un Plan Rector que marca las líneas de trabajo para todas las congregaciones y promueve la unidad en medio de la diversidad, buscando cumplir con la misión encomendada por el Señor Jesucristo en el Evangelio: Id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén(Mateo 28:19-20).

Al ser una Iglesia que abarca todos los estados del territorio Nacional, cada comunidad de fe tiene sus propias características, necesidades y formas de ser y de accionar, cada congregación tiene sus rasgos característicos propios del lugar en donde está establecida. En este sentido cada congregación es diferente y singular, sin embargo, como Iglesia de Dios (7° día) hay algo que nos une y que nos identifica como comunidad.

El común denominador de todas las congregaciones locales que nos une es: «La fe, la esperanza y el amor» el apóstol Pable escribe: Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor (1 Corintios 13:13).

A estas cualidades se les conoce como «virtudes teologales», es decir; son las virtudes que nos conectan con Dios, que nos vinculan con el Padre, son virtudes con las que el ser humano puede accionar y son dadas por Dios.

Como Iglesia nos une la fe en Dios y en Jesús su amado hijo, nos une la la esperanza en Dios, la esperanza en la resurrección, la esperanza en el regreso de Cristo Jesús por su pueblo, y sobre todo nos une el amor a Dios y a Jesús, el amor como hermanos unos a otros, el amor al prójimo.

La fe, la esperanza y el amor son las virtudes que nos hacen tener un mismo sentir, y también al aceptar a Jesús y reconocerle como nuestro Señor y Salvador nos hace participes para estar en su Mesa. Es una bendición y un privilegio pertenecer a la Iglesia de Dios y poder compartir la Mesa con nuestro Señor Jesús y en comunión con los hermanos.

Como Iglesia estamos llamados a ser una Iglesia santa y consagrada a Dios, también a ser una Iglesia unida, la santidad y la unidad son virtudes de la Iglesia que Dios anhela, Buscad la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie vera al Señor (Hebreos 12:14). Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía Es como el buen óleo sobre la cabeza, el cual desciende sobre la barba, la barba de Aarón, y baja hasta el borde de sus vestiduras; como el rocío de Hermón, que desciende sobre los montes de Sion; porque allí envía Jehová bendición, y vida eterna (Salmos 133).

Cuando una Iglesia es unida y busca la paz, cuando una Iglesia es santa y consagrada a Dios nada ni nadie la puede destruir, porque la Iglesia es un proyecto divino, no humano, la Iglesia nace en el corazón de Dios. Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella (Efesios 5:25), procuremos que al llegar a la Mesa del Señor lleguemos en paz con nuestro prójimo, máxime con nuestros hermanos en la fe, con nuestra familia.

Continuemos construyendo la Iglesia que Dios quiere que seamos, pon tus dones y talentos al Servicio de Dios, para hacer de esta Iglesia, cada día, una mejor Iglesia: A fin de presentársela a sí mismo, una Iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha (Efesios 5:27). Esforcémonos por ser la Iglesia que Dios espera que seamos, busquemos todo lo bueno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, dejemos a un lado la indiferencia, la apatía, la murmuración que para nada edifica, sólo destruye y daña a nuestras congregaciones, seamos una luz en medio de un mundo que vive lleno de malas noticias, que la Iglesia sea portadora de buenas noticias, sea el heraldo del Reino de Dios aquí en la tierra, y que sólo piense y actué en todo lo que sea de buen nombre, en lo que tiene virtud y en lo que es digno de alabanza.

Preparemos nuestros corazones para estar en la Mesa del Rey una vez más, procuremos la unidad, el apoyo mutuo, el servicio cristiano, cuidemos de los más pequeños, fomentemos el gozo, la alegría de vivir vidas consagradas para Dios Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca (Hebreos 10:24-25), promovamos relaciones fraternas, vínculos de hermandad y unidad, busquemos ser una Iglesia saludable.

Mantengamos y promovamos la unidad en la Iglesia para que el mundo crea que Jesús es el Cristo, el hijo del Dios viviente. Cumplamos el deseo de Jesús de ser UNO: Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste (Juan 17:21). Si así lo hacemos, la Iglesia se edificará, fortalecerá y continuará cumpliendo su razón de Ser, el Señor nos bendecirá, y con gozo podremos proclamar y cantar:

«Oh ven, ven, ven,

Ven a la Iglesia de Dios

Donde podrás descansar

Otro sitio tal vez nunca encuentres

Cual la Iglesia de Dios sin igual».

Nuestra Iglesia es:

a) Una Iglesia que tiene su fundamento de fe basado en la Biblia

b) Una Iglesia que guarda los principios bíblicos y cristianos

c) Una Iglesia que privilegia guardar lo mandamientos divinos

d) Una Iglesia que promueve el ministerio de todos los creyentes

e) Una Iglesia que predica fielmente la Palabra de Dios

f) Una Iglesia que Sirve

g) Una Iglesia que Adora

h) Una Iglesia que Edifica

i) Una Iglesia que Evangeliza

j) Una Iglesia que vive en comunión

En suma, una Iglesia que cumple su misión, una Iglesia en acción.

Sigamos preparándonos para ser la Iglesia que Dios espera encontrar cuando venga y cuando cara a cara podremos verle y participaremos juntamente con Él en su Mesa.

Y oí como la voz de una gran multitud, como el estruendo de muchas aguas, y como la voz de grandes truenos, que decía: ¡Aleluya, porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso Reina! Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa (la Iglesia) se ha preparado. Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos (Apocalipsis 19:6-8).

Y el Espíritu y la Esposa dicen: «Ven, Señor Jesús».

OTROS ARTÍCULOS

DEPARTAMENTOS

  • null

    DEPARTAMENTO NACIONAL DE EVANGELIZACIÓN Y MISIONES

  • null

    DEPARTAMENTO NACIONAL DE EDUCACIÓN CRISTIANA

  • null

    DEPARTAMENTO NACIONAL PASTORAL

NOTICIAS RECIENTES

REDES SOCIALES

A %d blogueros les gusta esto: